martes, 11 de junio de 2013

Sobre Richard Prince

¿Apropiación artística o agandalle oportunista?




Recuerdo la portada del álbum “Sonic nurse” de Sonic youth…una pintura de una enfermera con un cubre bocas sobrepintado y sin ojos, ese álbum estaba en mi larga lista de “hay que oírlo” pero  paso a la de “nunca lo escuche”, se dijo que era bastante bueno así que nunca es tarde para escucharlo. Eso fue lo primero que vi de Richard Prince, aunque la portada me pareció algo enigmática no me preocupé mucho por indagar quien la había hecho, ya hasta hace poco, leyendo sobre Prince y los artistas apropiacionistas del grupo “pictures” de finales de los setentas descubrí que esa portada pertenecía a su serie “nurses”.
Prince realizó nurses en 2003 y básicamente se apropió de las portadas  de las novelitas baratas que se vendían en los puestos de revistas, las fotografió, las imprimió sobre lienzo y finalmente las intervino con pintura acrílica.
Estas revistas tenían títulos como “A Nurse Involved”,” Aloha Nurse”, “Bachelor Nurse” y “Danger Nurse at Work” entre otros y básicamente trataban sobre las aventuras y romances de estas enfermeras, Prince cubrió casi en su totalidad los fondos de  las portadas y dejo más visibles a las enfermeras y a los títulos de cada ejemplar, sobre las enfermeras pinto cubre bocas  y en algunos casos dejo entrever rastros de lápiz labial.
Aunque las críticas no se hicieron esperar, por usar trabajo autoral de alguien más y por pintar sobre fotografías, al parecer Prince tiene años tomando esto como eje principal de su trabajo: la apropiación.
 Alguna vez alguien dijo… (No recuerdo quien)… que un artista es esa persona que toma las cosas y las transforma para darles un nuevo significado y Prince ha desarrollado precisamente eso. Desde la idea de re-fotografiar publicidad de Marlboro para su serie Cowboys con la que se dio a conocer, o el uso de fotografías impresas de celebridades firmadas por el mismo como si fueran firmadas por las celebridades y dedicadas a él.
Para  crear un dialogo con quien ve su obra, Prince comenta, se burla o hace evidente ciertas cuestiones. Su obra trata con humor temas como el racismo, el sexismo, la identidad y desmitifica los iconos americanos y consumistas de nuestra cultura.
Aparte de apropiarse de imágenes o derechos de autor se ha apropiado inclusive de estilos reconocibles de otros artistas, como en el caso de su serie “de Kooning” en la que adopta descaradamente el estilo de Willem de Kooning, utilizándolo sobre fotografías de mujeres obtenidas de revistas de soft porno. O “covering Pollock” en la que más que utilizar, de alguna manera hace un homenaje a uno de sus artistas más respetados.

La cuestión de apropiarse de elementos autorales no es nueva ni exclusiva de Prince, hay un antecedente entretenido en el caso Rogers vs Koons, en el que Jeff Koons uso una vieja postal para crear “a string of puppies” una escultura de un par de ancianos sentados sosteniendo una hilera de cachorros, Koons pidió a sus asistentes de taller que hicieran una escultura lo más cercano posible a la imagen pero que solo exageraran las narices de los cachorros y agregaran algunas flores en las cabezas de la pareja; Rogers, el autor de la postal, lo descubrió y lo demando, Koons alegaba que parodiar una imagen es un uso justo pero perdió debido a la semejanza de la escultura con la postal y a que el juez considero no necesario haber hecho una copia tan similar. Rogers fue indemnizado económicamente y además se quedó con una de las 4 copias de la edición de esta pieza, la que pertenecía a Koons y la única no vendida cuando se presentó.


Y por supuesto que Prince también se ha metido en problemas legales por el uso de derechos de alguien más; en diciembre de 2008 el fotógrafo Patrick Cariou demando a Richard Prince y a su galería, la “Gagosian Gallery” por el uso de sus fotografías de Rastafaris que tomó en Jamaica y que publico en su libro “Yes Rastabook”.  A la fecha el jurado decidió que parte de los trabajos que se usaron para la serie de Prince llamada “Canal Zone” fueron suficientemente intervenidos como para declarar que no hay copia, pero otra parte fue prácticamente re fotografiada y el tema sigue en el aire. Así que surge la pregunta… ¿Hasta qué punto una obra apropiada puede ser legal? Solo hasta que ha sido suficientemente alterada?
Aparte de las series antes mencionadas, de su trabajo que incluye fotografía, pintura, escultura y dibujo también destacan las siguientes series: Cowboys, Gangs, Joke Paintings, Celebrities, Girlfriends y covering Pollock.
Por lo pronto yo me “apropio” del disco “Sonic Nurse” para ir tachándolo de mis listas.
Para saber más de Richard Prince puedes visitar su página: www.richardprince.com




martes, 4 de junio de 2013